ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

nueva asociación de la industria Agri-Foodtech

En diciembre de 2023 se presentó en la sede de ICEX la nueva asociación FATE (Food & Agri Tech Europe) que pretende reunir a las empresas de la industria foodtech para representar sus intereses, facilitar la colaboración e impulsar el crecimiento del sector. En Techfood Magazine hemos querido hablar con dos de sus impulsores para conocer con más detalle los objetivos inmediatos y de largo recorrido de FATE. Este es un extracto de la conversación con Roselyne Chane, directora general de Alimentos Sanygran y Mariano Oto, CEO de Nucaps.

FATE – Claves de la nueva asociación agri-foodtech europea

¿Por qué una asociación para la industria foodtech?
RC: Cuando me preguntan por qué estamos en diferentes asociaciones o clústers (Nagrifood, Food+I, Food4life etc etc…) , siempre explico que es porque es necesario para fomentar la innovación colaborativa. El mayor proyecto de colaboración de Sanygran con el grupo AN nació en el seno de Nagrifood y es muy estratégico. Fue posible porque a raíz de participar en la asociación, de vernos, conocernos…. Se gesta una confianza que permite pensar en colaborar realmente…

MO: La asociación nos va a permitir defender mejor los intereses comunes del sector. El sector Foodtech en general, en España en particular, y Europa, tiene un tamaño de empresa no muy grande con problemas comunes como el escalado, localizar lugares apropiados donde producir a gran escala, el suministro de materias primas adecuadas, la internacionalización o barreras regulatorias como los plazos tan largos para lograr el permiso de comercialización de productos innovadores. Para todo ello, es útil poner en común los problemas y las posibles soluciones, y cuando no las haya, buscarlas conjuntamente, con la fuerza que da el actuar coordinadamente. Otras asociaciones empresariales con las que nos planteamos colaborar, como AseBio, realizan acciones activas para mejorar el estatus regulatorio, de productos biotecnológicos en distintas industrias, por poner un ejemplo

¿Cuáles serán las 3 prioridades fundamentales de FATE?
RC: Más allá de los objetivos y la misión que hemos definido, me encantaría pensar que gracias a FATE, las empresas que investigan las mismas temáticas puedan unirse para acelerar su obtención de resultados y ver mayor impacto social, de medio ambiente, económico…. Compartir para competir mejor y dejar huella positiva en el planeta.

MO: Por un lado autoconocimiento (saber en detalle quiénes somos, lo que hacemos, nuestras capacidades, nuestras necesidades, objetivos y posibles colaboraciones), por otro autoreconocimiento (una vez definido qué es y qué no es foodtech, poder reconocer o acreditar a las empresas que sí lo son) y por último, como he dicho en otras ocasiones , poder tener influencia como colectivo en la consolidación y crecimiento de este sector emergente: ser actores en primera persona de nuestra propia historia.

La asociación nace con vocación europea. ¿Es un reto o una oportunidad hacerlo desde España?
RC: España ya es la huerta de Europa, así que me parece natural que el Agrifoodtech también venga de aquí y ayude a mejorar el sector. Creo que el ICEX nos ha prestado su apoyo por este motivo, porque va de la mano con uno de los sectores más importantes de España: la alimentación. Con todos los retos que tenemos: falta de agua, inflación… es necesario apoyarse en la tecnología para mejorar este sector tan esencial para nuestro país, Europa y el mundo en general.

MO: Sin duda España es uno de los líderes europeos tanto del sector de alimentación y bebidas como del sector foodtech. El nivel de las nuevas tecnologías que se están desarrollando desde España es puntero y comparable a otros grandes ecosistemas alimentarios como puedan ser Holanda, Alemania o Suiza. Desde Europa se conoce y reconoce este potencial, por ejemplo a través de instituciones del sector con financiación europea como EIT Food.  En un momento como este en que todos estamos iteraciones y tenemos acceso a diferentes redes y programas europeos, no será complicado extender el mensaje y captar nuevos socios.

La presentación fue arropada por instituciones y organizaciones relevantes (ICEX, FIAB, CEIN…). ¿Cómo está siendo la primera respuesta?
RC: Estamos muy contentos. Gracias a la difusión que hicieron de la iniciativa, podemos contar como miembros fundadores tanto a empresas (desde start ups a multinacionales), como a centros tecnológicos, hubs, expertos…

MO: Por la respuesta que hemos tenido en apenas unas semanas, el número y tamaño de las empresas que se han registrado como socios fundadores o con las que estamos trabajando para su incorporación -tanto de la industria alimentaria como biotecnológica, proveedores industriales, etc.- creemos que sí había esa necesidad tanto para las startups, las scale-ups y las grandes empresas consolidadas…

¿Qué le diríais a una startup o una empresa foodtech para que se uniera?
RC: Que caminando juntos, puedes pensar que vas más rápido… pero que después de muchos años en el sector, le aseguro que iremos más rápido, más seguros y mejor acompañados juntos…

MO: Tenemos los mismos problemas: dificultades para el acceso a la financiación, escasez de tiempo, exceso de trabajo, canales de comercialización de venta técnica muy especializados, todavía poca cultura de innovación abierta en las empresas del sector en Europa, dificultades normativas, problemas para localizar o construir instalaciones productivas, la opinión pública y conocimiento general sobre las innovaciones alimentarias… Juntos podemos buscar las mejores soluciones 

Se ha creado también una figura de partners. ¿Con qué papel?
RC: Necesitamos el expertise de los partners y les podemos aportar una visión directa y la posibilidad de participar en el ecosistema y proyectos a nivel europeo, así como estar al día de todo lo que pasa.

MO: A FATE le permitirá un mejor acceso a los «solucionadores» de nuestros problemas, como universidades y centros, asociaciones industriales, organizadores de eventos de difusión y colaboración, a los inversores, a las administraciones públicas…. A los partners les permitirá conocer de primera mano quiénes son las principales empresas Food y Agritech, las soluciones en que se están trabajando para mejorar la industria agroalimentaria y las necesidades y objetivos del sector, para así diseñar mejor sus programas y actividades.

¿Qué papel quiere jugar FATE con otras asociaciones sectoriales y otros agentes?
RC: Nuestro mensaje es que queremos aportar y colaborar a todos los niveles y les invitamos a que estén con nosotros. Nos ayudará a todos a tener visión transversal + visión especializada…

MO: Colaboración. No venimos a sustituir a nadie del ecosistema sino a establecer sinergias y colaboraciones más efectivas gracias a la acción conjunta. Gracias también a la labor de censo que estamos realizando de empresas y tecnologías, a la propuesta de acciones conjuntas que mejore y facilite la labor de centros, aceleradores, hubs, clusters… con acciones especialmente diseñadas y efectivas para contribuir a solucionar los problemas y barreras reales, así, como a la consolidación y crecimiento del sector.


Comparte esta publicación