ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

6 startup, 6 retos, 6 avances

Food (Tech)2 Challengers, ha cerrado la tercera edición este del programa de impulso tecnológico liderado por CNTA con un demo day en el que se han dado a conocer los resultados y avances logrados por las seis startups participantes después de seis meses de trabajo. En el programa, que funciona bajo el formato de retos técnicos a resolver en colaboración con los equipos del centro tecnológico han participado Impact Upcycled Foods, Wevo, Néboda, Levprot, Väcka y Freeshakes.

Impact Upcycled Foods ha conseguido desarrollar una nueva bebida instantánea rica en la cafeína y antioxidantes propios del café, pero fabricada a partir de la cascarilla de café. “Partíamos de una investigación base -explica Juanfran Carrillo, CEO de la startup- pero nos faltaba avanzar en cómo convertirlo en un proceso industrializable”.

Freeshakes, por su parte, ha mostrado cómo ha logrado escalar su proceso fermentativo para producir una bebida libre de fructosa, apta para personas intolerantes a este glúcido, a partir de fruta. Antonio Fenoll, su CEO, ha destacado de la experiencia en el programa la capacidad de CNTA de trabajar con planificación pero también abiertos a imprevistos, “con una mentalidad muy parecida a la de las startups”.

Néboda, con su proyecto de “Lean vertical farming” ha logrado mejorar las cualidades organolépticas de su albahaca, estudiando y adecuando el espectro de la luz LED que incide sobre la misma para lograr la máxima expresión de aroma y sabor buscadas en esta planta aromática. Samuel López, head of R&D de la startup, ha asegurado que CNTA les aportó “una expertise en analítica química” que su equipo no tenía.

Väcka, startup que repetía tras la edición de 2022, plateaba el siguiente reto: cómo mejorar la textura de los quesos reduciendo la cantidad de alimdones o calcinatos en sus quesos veganos. Tras el proceso, la compañía ha resuelto este desafío mediante la incorporación  incorporando nuevas cepas en su proceso fermentativo. Su co-founder, Maxime Boniface, explicaba cómo han logrado “encontrar microorganismos que producen xantanos y en los que nos hemos basado para evolucionar la formunación”.

El reto de Wevo era alargar la vida útil de su análogo de huevo líquido 100% plant-based en los procesos industriales. Tras probar distintos métodos como la pasteurización tradicional, los aditivos naturales o artificiales o la pasteurización hiperbárica, pudieron comprobar que “este último método no es adecuado para huevos de origen animal, ya que cuagula  y hace perder propiedades, en el caso de su alternativa, no solo no le perjudica, sino que mejora algunos aspectos, además de alargar su vida útil”, explica Javier Redondo, CEO de la startup.

El paso de Levprot por Food (Tech)2 Challengers, ha permitido a esta startup zaragozana la caracterización sensorial de la brazeína y su validación como solución para la reducción de azúcar en matrices lácteas. Su solución se basa en desarrollar una forma de alternativa a la extracción de las proteínas dulces de frutas tropicales, que no es viable económicamente. “La fermentación de precisión es la solución para lograr un método escalable, pero nuestro reto era entender cómo incorporarlo a una matriz alimentaria y luego validarlo de una forma científica y con expertos”, explica Matilde de las Rivas, CTO de Levprot. “Este programa nos ha ayudado a entender mejor las posibilidades de la brazeína.


Comparte esta publicación